• read more


Vestigios Arqueológicos

“Este es un universo de cosmogonía; una tierra sagrada que ha sido venerada por generaciones. Un universo pleno de conocimiento y sabiduría que nunca deja de sorprender, por sus impresionantes construcciones, por sus recordatorios de como una multiplicidad de dioses fueron honrados con templos sagrados creados en su nombre, dioses que al día de hoy aun no terminan de contar su historia dentro de la misma historia. Existen Tótems con inscripciones aun pendientes de descifrar y que tal vez nunca sean descifradas. Existen miles de canales en este universo, canales creados por el hombre para conectar la mayor parte de vías de comunicación a los observatorios y poder estudiar este vasto universo”.

La civilización maya ha maravillado al mundo entero. Sus extraordinarios logros han sido remarcados incansablemente por parte de estudiosos y científicos de todo el mundo; sus perfectos cálculos matemáticos, su sistema numérico, su manera de predecir los ciclos de las estaciones y su gran habilidad para navegar los mares. Todas verdaderas maravillas aun hoy en día.
La Riviera Maya cuenta con varios asentamientos mayas a su alrededor. Uno de ellos son las ruinas arqueológicas de Tulúm, una de las más impresionantes construcciones sobre un acantilado del Mar Caribe.

Chichén Itzá es uno de los principales sitios arqueológicos de la Península de Yucatán, en México. Un reconocido e importante vestigio de la civilización maya, los edificios que aún se conservan corresponden al tiempo de la decadencia de la cultura maya misma, referida por los arqueólogos como el Periodo Postclásico.

Chichén Itzá fue una ciudad en la cual los mayas construyeron templos y monumentos, entre ellos “El Castillo” y “El Caracol”. La variedad en su arquitectura que se mantiene hasta la actualidad es una muestra emblemática de la clara influencia de los toltecas. El dios que predomina en el sitio, de acuerdo a la mitología maya, es Kukulcán, una representación maya de Quetzalcóatl un dios proveniente de la cultura tolteca. Dicho esto, se considera que Chichén Itzá fue una ciudad o templo ceremonial que pasó por varios periodos constructivos impulsados por la influencia de los diferentes pueblos que lo ocuparon y lo impulsaron desde su fundación.

En 1988 el sitio arqueológico de Chichén Itzá fue incluido como Patrimonio de la Humanidad del mundo en la lista de la Unesco. Y el 7 de Julio del 2007, fue nombrado por la iniciativa privada como una de las nuevas maravillas del mundo, sin el reconocimiento de la Unesco pero con el reconocimiento de millones de votantes alrededor del mundo.

 

TOP